top of page
Buscar
  • Foto del escritorAntonio J. Martín

Silvia Romanillos Morales, "La comunicación no es hablar ni tampoco expresar lo que se desea"

Actualizado: 12 sept 2021


Silvia Romanillos Morales, natural de Madrid, es diplomada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid (Promoción 1997-2000).



Ha trabajado en varios centros como logopeda.


En 2006 ejerce en un colegio de educación especial con alumnos/as mayoritariamente con Síndrome de Down.


Tiene en ese momento la oportunidad de colaborar en la creación del Método de Lectoescritura "Pipe".


Es Maestra diplomada en Educación Especial por la Universidad Autónoma de Madrid (Promoción 2007-2010).


En el año 2013 se convierte en madre lo que le da la oportunidad de formarse como asesora de lactancia, colaborando con la asociación Multilacta.


Obtiene el título como educadora de Disciplina Positiva para Familias de la mano de Marisa Moya.


En los años 2014 y 2019 vuelve a ser madre.



Ha dado conferencias relacionadas con la comunicación de alumnos no verbales, el lenguaje y la lactancia.


Es Apple Teacher, Trusted Teacher en Tiny Tap y una amante de las nuevas tecnologías.


Uno de sus grandes proyectos es la web "mihijonohabla.com" donde da respuesta de manera online a las necesidades que pueden tener las familias con respecto a la comunicación, lenguaje, problemas de alimentación y deglución de sus hijos así como de lactancia.


"LA COMUNICACIÓN"


"Una vez he presentado mi “yo profesional” y aprovechando el espacio que me regala Antonio, expongo brevemente qué es la comunicación, uno de los aspectos fundamentales en los que trabajamos los y las logopedas".


"Al contrario de lo que pensamos en un primer momento, la comunicación no es hablar".


"¿Cuántas personas conocemos que hablan y no dicen nada?; ¡seguro que te ha venido a la cabeza algún político!".


"La comunicación tampoco es expresar lo que se desea". "Si la otra parte no entiende lo que quieres decir, sabes que no es suficiente: te frustras porque no puedes hacer llegar lo que necesitas y la otra persona está incómoda porque desconoce cómo ayudarte a pesar de poner todos los medios para ello". "¿Recuerdas las veces que te has quedado a penas con un hilillo de voz, y encima te tocaba cena de Navidad, donde con tanto ruido es casi imposible que te escuchen? ". "¡Y quedarse relegado en un rincón por no poder hacerte oír no es una opción agradable!".


"La comunicación no es enseñar pictogramas o signos". "Es como si queremos aprender inglés porque estamos en Canadá, pero nos enseñan italiano".


"Pero si queremos saber lo que sí es comunicación, la tercera acepción de la Real Academia de la Lengua Española sobre comunicación, lo dice así":


3. f. "Transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor".


"¿A que ahora queda más claro?". "¡Si no existe un código común no podemos hacernos entender ni que nos entiendan!". "Dicho esto, existen muchas cosas que sí son comunicación".


"Por ejemplo, la sonrisa de un bebé recién nacido, incluso aunque sea un mero acto reflejo: la madre o el padre entienden así que el bebé está a gusto, que está sano y está bien". "En cambio si llora y no consiguen calmarle, ¡todo son preocupaciones!". "El bebé está comunicando un malestar pero el código no está muy afinado aún, así que al principio no sabrán si es que tiene sueño, está molesto o es necesario que intervenga un médico". "Pero, desde luego, el bebé está consiguiendo que se ocupen de él o ella".


"Comunicar también es señalar pictogramas o signar lo que la persona desea". "Es posible que no hable, o apenas pueda decir algunas palabras pero os aseguro que más de un profe o de madre/padre se ha visto en un apuro cuando su hijo/a ha contado algo que ha vivido… ¡pero si no habla!". "Ya, pero se comunica".


"Comunicar es apoyar la mano en el hombro de aquel hombre preocupado porque su hija está en una operación".


"Comunicar también es bailar: con el cuerpo y mediante la danza transmitimos mensajes poderosos al ritmo de una música que, a su vez, también transmite".


"Comunicar es hablar, claro que sí". "Y no solo mediante lo que se dice, sino mediante el tono de voz: ¿es muy agudo? ". "Entonces imaginaremos a un niño, a una mujer o a un hombre joven". "¿Es muy fuerte?". "Entonces puede que nos alarme porque pensemos que está pidiendo auxilio, o nos muestre una fuerte personalidad o sepamos que es la reacción lógica al ruido del concierto". "¿Habla rápido?". "¿Habla despacio?". "¿Tiene una entonación rica o, al contrario, es muy monótona?". "Como ves, incluso hablando, decimos mucho más que con las palabras que emitimos, aunque no veamos a la persona".


"¿Y qué pasa con los whatsapps que nos enviamos, donde no solemos ver ni oír a la otra persona?". "Se pierde toda esta parte de comunicación no verbal". "Pero a cambio, ganamos el poder comunicar de manera inmediata con cualquier persona querida lo que nos pasa o queremos compartir, sea de la parte del mundo que sea". "Recordemos que antes, una carta tardaba tres días en llegar si el destino era algún lugar de España". "¡No digamos si hablamos de otra parte del mundo, donde además las conferencias telefónicas eran y son carísimas!". "Así que no, tampoco podemos demonizar las nuevas maneras de comunicación". "Bien utilizadas tienen sus ventajas, como todo".


"Y al igual que podemos usar mal esta manera de comunicación, también podemos utilizar mar el lenguaje hablado, ¿en cuántas discusiones nos hemos arrepentido después de algo que hemos dicho?".


"Como vemos, el acto de la comunicación es muy complejo y cuando nos llega una familia preocupada porque su hijo o su hija no habla, los logopedas pensamos: “¡manos a la obra! ¡Vamos a ver cuál es la dificultad exacta de esta niña y cuáles son sus habilidades para aprovecharlas!”. "Sí, son cuatro años de formación oficial, pero muchísimos más de extraoficial, los necesarios para llevar a cabo esto que siempre nos ha parecido tan sencillo: comunicar". "¡Y eso sin contar las opiniones de pediatras, neurólogos, fisioterapeutas o terapeutas ocupaciones, que también tienen que decir al respecto!".


Entre sus hobbies favoritos destacan:


a) Leer.


b) Dibujar.


c) Pasear.


d) Patinar.


e) Nadar.



f) Escribir.


g) Salir con las amigas.


Pero, por encima de todo, está su "Familia" a la que quiere con locura.



Se considera una persona introvertida, optimista y honesta.


Le encantan los animales. Su animal preferido es el gato, entre otros. Tiene un gato blanco que se llama "Peluso".



Le indigna la falta de ayudas sociales y económicas a las familias de bebés y niños con discapacidad de algún tipo. También la falta de ayuda psicológica a la población en general y a las madres recientes en particular.


Odia la ensaladilla rusa. Sus comidas favoritas son las zamburiñas y el arroz con huevo.


Tiene pánico a las cucarachas. Tiene miedo a que a alguien de su familia o a ella les pase algo.


Sus películas favoritas son "Chihiro", "El castillo ambulante", "Con faldas y a lo loco" y "Matrix".


Los libros que recomienda son "Razones para el amor" de José Luis Martín Descalzo, "¡Es la Microbiota, Idiota!" de Sari Arponen, "Flores para Algernon" de Daniel Keyes y "Mendigos en España" de Nancy Kress.


"Termino con el agradecimiento a Antonio por haberme dado la oportunidad de realizar esta entrevista. ¡Me lo he pasado muy bien! Hacía tiempo que no escribía para una web sin preocuparme de referencias bibliográficas, estudios… si no simplemente hablando de lo que me apasiona y de mí". "¡Gracias!".


Artículo: Antonio Javier Martín Gutiérrez



Fuentes:



https://bravo26martin.wixsite.com/clubdepoetasmuertos


Mi hijo no habla

https://www.facebook.com/profile.php?id=100014238788226


Silvia Romanillos


@bravo26martin


@mihijonohabla



Para más información ver estos enlaces:



En Youtube:


- Canal "El Mundo Poético de Antonio J. Martín".




En Blog:




En Facebook:





En Instagram:


- Página personal:



373 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page