top of page
Buscar
  • Foto del escritorAntonio J. Martín

Susana Martín de la Sierra, "La educación emocional estaba inmersa en toda mi jornada escolar"


Susana Martín de la Sierra Ruiz de la Hermosa, nacida el 21 de agosto de 1979 en Daimiel (Castilla La Mancha), es Diplomada en Magisterio, en las especialidades de Educación Infantil y de Educación Primaria, desde el año 2004, por la Universidad de Castilla La Mancha.



Estudió en la Facultad de Educación de Ciudad Real.


Ha sido maestra tanto de Educación Infantil como de Primaria, desde el año 2005 y todavía sigue trabajando en ello, con gran pasión y vocación.


Actualmente tiene su plaza definitiva por Educación Infantil desde 2019.



Aprobó las oposiciones para el cuerpo de Maestros en la especialidad de Educación Infantil en el año 2009 con muy corta experiencia docente.


Desde el año 2010, colabora con el Centro de Formación y Crecimiento Personal Eduka_T de Ciudad Real en la preparación de opositores al cuerpo de maestros en la especialidad de Educación Infantil y Primaria junto a otros compañeros/as de profesión de otras especialidades.



Posee un Máster en Psicología infantil desde el año 2012.


En el año 2015 realizó un postgrado en Programación Neurolingüística y Coaching Educativo.


Desde ese año, no ha parado en formarse en el ámbito del Coaching estratégico y en aspectos relacionados con el crecimiento personal que aplica tanto de forma personal como profesional, ya que extrapola todos sus conocimientos adquiridos en el colegio, como maestra de sus alumnos/as y en la preparación de oposiciones.


A partir del año 2017 comenzó a formarse en aspectos relacionados con el Mindfulness, Yoga y meditación Infantil así como la Educación Emocional y la Neurociencia en el aula que igualmente va aplicando día a día en su práctica educativa en todas sus vertientes y manifestaciones.


Considera que la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo tal y como afirmaba Nelson Mandela y cree firmemente en que “somos seres de transformación, no de adaptación” tal y como decía Paolo Freire.


Piensa que desde el colegio lo ideal es preparar a los niños/as para cambiar el mundo, no para integrarse en una sociedad llena de carencias y dificultades siguiendo la línea de Claudio Naranjo.


Cree firmemente que el mundo cambia cuando las personas cambian y los niños son la esperanza más grande de el cambio que el mundo necesita.



Es educadora porque tiene fe en un mañana mejor, se ve en la responsabilidad de construir una mejor realidad diaria tanto para sus hijos/as como para sus alumnos/as.


Es una maestra innovadora, activa, curiosa, incansable que busca cada día nuevas técnicas y prácticas educativas que le permitan desarrollar todas las potencialidades de su alumnado partiendo siempre de un respeto profundo hacia su más íntima naturaleza y procesos individuales.


Cree que la educación es un proceso altamente emocional, sin emoción no hay aprendizaje y sin amor es imposible educar con verdadera calidad y eficacia.


Cada curso escolar lo vive como una aventura nueva, llena de aprendizajes que le aportan sus alumnos/as.


Considera su aula como un laboratorio permanente de investigación educativa, cada curso que pasa, siente que no es la misma docente, evoluciona junto a sus alumnos/as en un proceso mutuo de crecimiento personal y metamorfosis continua.



Su segunda gran pasión es la de ser escritora y divulgadora de su trabajo y experiencias educativas.


En el año 2015 publicó su primer libro titulado: “Somos exploradores, Magos, artísticas y descubridores”: Trabajando la historia y el arte en Educación Infantil.



En esta sencilla obra expone muchas propuestas en forma de unidades didácticas para trabajar aspectos relacionado con la historia y el arte en Educación Infantil que pueden ayudar e inspirar a maestros/as y opositores/as.


Tiene en proyecto la publicación de varios libros relacionados con diferentes experiencias educativas que están relacionados con las ciencias en Educación Infantil, la Filosofía para niños y el Yoga, Mindulness y la Meditación infantil.


Ha escrito numerosos artículos en colaboración con diferentes revistas educativas como “Andalucíaeduca” y “Publicaciones didácticas” que versan sobre estas temáticas.


Recientemente ha publicado un libro titulado: “Metamorfosis Maestra” que va dedicado a opositores/as al cuerpo de maestros.



El libro narra la historia de una maestra puramente vocacional hasta que consigue su ansiada plaza en las oposiciones y luego lucha incansable por trasladarse a un colegio cerca de su hogar.


En este libro plasma todos sus conocimientos adquiridos a lo largo de estos últimos años en relación al coaching, crecimiento personal y espiritualidad.


Encarna sus vivencias como maestra, preparadora y todas las de sus alumnas y diferentes compañeros de vocación y camino docente.


Es un libro de “autoayuda” orientado a acompañar y orientar a todos los opositores/as en su duro camino en la conquista de la plaza fija.


PROYECTO DE CLASE. MINDFULNESS. YOGA INFANTIL COACHING PERSONAL


Antonio Martín: ¿Cómo y cuando empezaste a formarte en en el ámbito del yoga, la meditación y el mindfulness?


Susana Martín de la Sierra: Desde el año 2017, a medida que me fui formando en el ámbito del yoga, la meditación y el mindfulness, que empecé aplicando en un principio de forma personal, me di cuenta, en poco tiempo, de los enormes beneficios que podría aportar a los más pequeños en el aula.


Así pase a formarme en estos ámbitos igualmente, ya centrados en la infancia, contacte, gracias a las redes sociales. con otras maestras que también lo aplicaban en el aula. Incansable hice cursos con gente de toda Latinoamérica y en poco tiempo vi que aplicando estos aspectos en el aula, a los niños/as les encantaba y además les aportaba enormes beneficios tanto a nivel emocional como académico.


Desde ese año, 20017, no paré de formarme y perfeccionar mis prácticas en el aula.


Antonio Martín: ¿Cómo los pusiste en práctica en el tiempo de la pandemia?


Susana Martín de la Sierra: En el año 2020, llegó la pandemia y el confinamiento de forma improvisada, todo estas circunstancia, supusieron para mi, un punto de inflexión importante profesional y personal que me hizo replantearme mis prácticas educativas y mil cuestiones internas.



El yoga y la meditación consiguieron mantenerme el momento presente de forma coherente, durante la pandemia y de forma inconsciente lo fui inculcando a mis alumnos/as, a los niños/as del colegio en el que me encontraba y a sus familias.


Fueron meses muy duros en los que el miedo, la desesperanza y la contradicción nos invadían día tras día.


Yo me agarré como a “un clavo ardiendo” a todos los recursos que me ofrecía el yoga, el mindfulness, la meditación y la educación emocional para intentar mantenerme cuerda, sensata y alegre en esos duros días, por mis hijos, por mis alumnos y por mí.


Y puedo decir orgullosa que gracias a esos recursos, que cada día me aplicaba través de vídeos diarios y retos semanales que íbamos colgando en nuestro canal de YouTube del cole, conseguimos hallar unión, paz y armonía que fue vital para mantener la esperanza durante el confinamiento.


Antonio Martín: ¿Qué ha supuesto para ti la tutoría de niños/as de 3 años en el curso escolar 2020-2021?


Susana Martín de la Sierra: Cuando volvimos a las clases presenciales en el curso escolar 2020-2021, yo tenía la tutoría de niños/as de 3 años que ha supuesto sin duda el curso escolar más duro de mi carrera profesional pero el más gratificante en todos los sentidos.



Antonio Martín: ¿Qué objetivos te marcaste trabajar para ese curso escolar con tu alumnado?


Susana Martín de la Sierra: Tenía muy claro que en ese curso escolar, lo académico no era para nada lo prioritario, mi único objetivo era procurar que mis alumnos/as encontrasen en la escuela un lugar seguro, cálido, acogedor lleno de calma y afecto incondicional.


De forma inconsciente y casi por supervivencia docente apliqué más exhaustivamente un programa educativo de yoga, educación emocional y mindfulness que ocupaba diversos momentos de la jornada escolar de mi aula.


Conocí el verano anterior, a Eva Solaz y su maravilloso programa Reto que me sirvió de guía e inspiración y que me lleno de fuerza para lograr mi propósito ,en ese curso escolar tan complicado.



Intente llevar el programa de Eva, a nivel de centro, pero apenas nos quedamos en Educación Infantil, fueron pocas las actividades que hicimos, para mi gusto, pero no culpo a nadie ya que ese año el profesorado estaba altamente estresado y lleno de miedo.


No fue para nada, un curso fácil, cuando comencé ni siquiera confiaba en conseguir mantener la enseñanza presencial durante todo el curso.


Antonio Martín: ¿Con que grandes barreras te encontraste en ese curso de tres años?


Susana Martín de la Sierra: Fuimos los primeros en ser confinados, ya que en mi grupo mis niños/as no llevaban mascarilla y era un grupo muy numeroso.


Por otro lado en el grupo había muchos niños/as que presentaban grandes barreras de aprendizaje y NEE por poseer TEA, Retraso madurativo, posibles Trastornos del lenguaje y la comunicación…


La mayoría se hallaba sin diagnostico previo, ya que se trataba de niños y niñas que habían estado confinados en su último curso de primer ciclo de Educación Infantil.


Fuimos encontrándonos muchísimas sorpresas a lo largo del curso por eso motivos pero íbamos salvando las dificultades con este sencillo programa que intenté aplicar día a día en mi aula.


Antonio Martín: ¿Qué sencillas técnicas les fuiste enseñando?


Susana Martín de la Sierra: Desde los tres años les fui enseñando sencillas técnicas de mindfulness con las aportaciones de mi adorado Ramiro Calle y Eline Snel, entrenando su atención consciente con pequeñas actividades muy sencillas, siempre a través del juego y que formaban parte de nuestras rutinas cotidianas.


También fui introduciendo a mis alumnos/as amorosamente en sencillas posturas de yoga de forma adaptada a su edad acompañadas de sencillos mantras y meditaciones infantiles que comenzamos practicando en nuestras sesiones de psicomotricidad y en cualquier momento del día que lo viéramos necesario.


Fueron enormes, en este sentido las aportaciones de mis grandes maestras:


Beantroop Kaur, Natalia Plotyanskaya y Carmen de la academia Yogakiddy que me aportado grandes recursos sobre yoga infantil.


Antonio Martín: ¿Qué papel tuvo la inteligencia emocional?


Susana Martín de la Sierra: La educación emocional también estaba inmersa en toda mi jornada escolar desde que daba la bienvenida a mis niños/as en la puerta del cole, con música, cuando nos saludábamos emocionalmente, en los momentos que contábamos cuentos de educación emocional, cuando jugábamos con nuestra mascota “ el Osito Yogui”.


A lo largo del curso, me fui dando cuenta que los niños/as iban avanzado de forma sorprendente en el ámbito académico, no solo habían conseguido adaptarse a la escuela en unas circunstancias muy difíciles si no que además venían contentos, alegres, felices y llenos de vida.


Creo firmemente que este logro, les hizo avanzar enormemente en lecto-escritura matemáticas, sin yo apenas pretenderlo, sin ser mi objetivo prioritario de mi práctica educativa y llevando la programación de aula más flexible y adaptada que he tenido que elaborar en toda mi vida como maestra en tres años.


Ahí es donde fui realmente consciente de la importancia de la educación emocional y de los aspectos afectivos y de relación en el aula y más todavía en la situación de pandemia tan difícil que atravesábamos todos.




Lo más esencial, era ofrecer a los niños/as una educación plenamente holística que incluya todos los ámbitos de su personalidad, donde nunca hay que menospreciar el ámbito emocional y espiritual.


Por que estoy segura de que sí que existe una espiritualidad infantil que no tiene nada que ver con la religión y dogmas concretos de fe o valor.


Lo que pretendí en este curso, fue enseñar a mis alumnos/as a vivir el presente con amor, calma, paz y gratitud.


Es el propósito con el que me despierto cada mañana y que me permite ser siempre parte de la solución, no del problema.


Por estos motivos, intente impregnar a mis alumnos/as de una filosofía de vida en la que el amor prima sobre cualquier injusticia, donde el respeto y la aceptación son esenciales para vivir en armonía nos suceda lo que nos suceda.


No es lo que nos pasa, si no como reaccionamos a los que nos pasa. Hay cosas que no podemos cambiar y que nos suceden pero siempre tenemos el poder interno de actuar de una manera u otra ante diferentes circunstancias.


Esta filosofía de vida, no es parte de ninguna religión en concreto, es parte de una verdadera educación en valores que me ha permitido educar tanto la mente, como el cuerpo y el corazón de mis alumnos/as tal y como defiende mi querida: Tamara Chubarovsky.


Porque también incorporé en mi practica diaria en el aula, todos los aspectos relacionados con la pedagogía Waldorf de la que he sido siempre seguidora, ya que Rodolf Steiner siempre ha sido mi guía e inspiración. Fue un visionario de su época sin duda.


Antonio Martín: ¿Qué ventajas te aportó trabajar con los materiales de Tamara Chubarovsky?


Susana Martín de la Sierra: Cuando descubrí a Tamara Chubarovsky y sus grandes aportaciones en lecto-escritura y matemáticas, encontré una enorme guía e inspiración en mis prácticas diarias, que fue altamente combinable con la aportaciones de Eva Solaz y mi formación en yoga, meditación y mindfulness infantil.


Esta convergencia de teorías y buenas prácticas educativas me garantizó un éxito enormemente encomiable durante el curso escolar 2020-2021 ya que fui testigo de grandes avances en mis alumnos/as, algunos de ellos podrían calificarse como milagrosos.


Antonio Martín: ¿A qué se deben tus buenos resultados como preparadora de oposiciones?


Susana Martín de la Sierra: Como preparadora de oposiciones, siempre de forma inconsciente voy impregnando las programaciones didácticas que diseño para mis alumnas de mis experiencias educativas diarias.


Por estos motivos diseñe una programación didáctica modelo con sus 12 unidades didácticas completas inspiradas en todas estas ideas que he expuesto a continuación.


En mis clases de preparación de oposiciones siempre comparto con mis alumnas, que son igual o mejores maestras que yo ,todo aquello que hago en el colegio.


Lo compartimos todo en nuestras clases de forma desinteresada, impresiones, experiencias, nuevos autores, teorías y enfoques ya que es maravilloso ver como en nuestras clases de preparación conseguimos crear un espacio de intercambio y reflexión de buenas prácticas docentes.


Quizá por eso tengo alumnas que llevan conmigo preparándose la oposición desde el año 2011, porque no todos los años hacemos lo mismo.


Obviamente en cada convocatoria voy cambiando el temario, adaptándolo, mejorándolo, voy haciendo nuevos casos prácticos y nuevas programaciones.


Pero creo que el aspecto más fructífero de mis clases de preparación, es el enorme intercambio de experiencias que subyace a las mismas.


Pero no penséis que siempre tengo alumnas veteranas, me gusta igualmente contar con alumnas más novatas que acaba de salir de magisterio y de las que me siento muy orgullosa cuando finalizan su preparación y me dicen: “Susana ya por fin creo que he aprendido a ser maestra”.


Y es que lejos de la competitividad absurda que se genera en muchas academias de preparación de oposiciones, en mis grupos de preparación, siempre puedo decir orgullosa, que mis alumnas aportan siempre mucho las unas a las otras.


Mágicamente nos convertimos en una gran familia, en un consejo “De sabios” y doy fé de que se han creado grandes amistades entre mis alumnas que van a perdurar y perduran, sin duda en el tiempo.


Lo cierto es que también de forma inconsciente, voy incorporando en mis clases de preparación de oposiciones aspectos relacionados con el coaching, mentoring, meditación y Programación Neurolingüística porque al igual que hago en el colegio con mis alumnos/as intento ofrecer a mis alumnas/as de preparación de oposiciones, una formación también plenamente holística que incluya todas sus dimensiones, priorizando la emocional y la motivacional.


Opositar no es un proceso fácil, gracias a mi blog mantengo contacto con opositores y opositoras de toda España, por eso, conozco muchos casos, muchos procesos personales y puedo decir con firmeza que opositar es camino duro, injusto y bastante difícil.


Hoy en día para obtener una plaza como maestro no solamente se necesitan unos buenos materiales de estudio, que sin duda creo que les ofrezco ya que cada convocatoria actualizo y perfecciono todo.


Para obtener verdaderamente éxito, en la oposición, se necesita también un apoyo, un acompañamiento y una guía que solo puede ofrecer una persona que haya vivido este proceso en su propia carne.


De ahí mi libro “Metamorfosis Maestra” y de ahí el próximo que estoy escribiendo titulado: “Metamorfosis eterna” porque opositar es proceso que a veces te transforma y te hace mudar piel muchas veces , al igual que le sucede al gusano para convertirse finalmente en mariposa.



Así he conseguido aplicar este hermoso proyecto motivacional y holístico tanto en el colegio como en mis clases de preparación de oposiciones.


Lo he aplicado mucho más de lleno desde el curso escolar 2020-2021.Sin duda en este curso escolar último, he seguido aplicando estos aspectos con mucha más fuerza y seguridad basada ya en la experiencia contrastada.


Y los resultados han sido todavía por eso, más excelentes para mi grupo de alumnos/as y para mis grupos de opositoras.


Hemos conseguido grandes avances y más plazas que nunca en esta convocatoria de 2022, hay muchas bellas historias y muchos procesos de cambio y crecimiento personal que merecen ser contados, sin duda.


Me siento plenamente bendecida, agradecida y satisfecha porque el proceso de metamorfosis ha sido paralelo y recíproco.


Yo también he crecido y evolucionado muchísimo en estos años tan duros de pandemia.


He conseguido aprovechar esta crisis como una oportunidad de cambio y transformación en todos los sentidos.


Antonio Martín: ¿Con que mensaje te quedarías como conclusión?


Susana Martín de la Sierra: Más que nunca sé que el proceso de cambio no cesa, mientras estemos en este mundo, nuestra misión de vida, es crecer y evolucionar de forma constante, siendo eternos gusanitos que mudan la piel las veces que hagan falta para convertirse en hermosas mariposas.


Entre sus hobbies principales destacan:


a) Escribir.



b) Leer.



c) Hacer yoga.



d) Meditar.


e) Practicar mindfulness a diario.


f) Hacer deportes como la bicicleta, natación, zumba y el senderismo.





Se considera una persona curiosa, activa, incansable y demasiado perfeccionista.



Todo lo que hace es con el corazón y con mucha pasión.

Su propósito de vida es ayudar e inspirar a otros con su experiencia.


Tuve el placer de conocerla junto a su marido Jose Javier y cuatro grandes amigos (Melani Morales, Domingo Viñas, Emi Iborra y el recién fallecido Manuel, al que le cogí mucho cariño y que nunca olvidaré) en las IV Jornadas del Profesorado, Salud e Inteligencia Emocional para Docentes y Familias en Lorca (Murcia) celebradas el 11 de marzo de 2023 en el Auditorio "Margarita Lozano" de Lorca y que organizó el "Colectivo Innovamos juntos Valle de Guadalentín" donde también coincidí con mi inestimable amiga Alicia Hurtado.




Le encantan los animales.


Su animal favorito es el perro.


Tiene dos perros que conviven con Jose (su marido) y sus hijos, dos preciosos Beagles macho y hembra (Coco y Blume).



Le encantan todo tipo de animales y siente un respeto y amor profundo por ellos.


Le indigna la injusticia, el egoísmo, la gente envidiosa que no quiere mejorar y se dedica a apagar la luz de otros para sentirme menos inferiores.


Odia el pescado de río como la carpa o la trucha ya que no le gusta su sabor.


Le encanta la comida como las ensaladas, frutas, los vegetales y la carne con moderación.


Tiene pánico a no poder respirar bien, a que le falte el aire.


Por eso le da miedo bucear, encerrarse en cajas o espacios muy cerrados y a la soledad.


Le encantan las películas de miedo lo que le cuesta dormir sola por la noche porque su imaginación es muy grande.


Le encanta el cine ya que de pequeña su padre tenía un videoclub. Posee una gran cultura cinéfila.


Tiene muchísimas películas favoritas siendo éstas de diferentes géneros como el musical o el de terror.


Algunas son:


Drácula de "Francis Ford Coppola".


Romeo y Julieta de "Baz Luhrmann".


"Moulin Rouge" de "Baz Luhrmann".


“El exorcista” de "William Friedkin. (Saga completa)


"Grease" de "Randal Kleiser".


"Dirty Dancing" de "Emile Ardolino".


Los libros que recomienda son:


“Poder sin límites” de Tonny Robbing.


Es un libro ideal para aquellos que quieran iniciarse en el coaching y la programación neurolingüística.


“La sonrisa del conocimiento” de José Antonio Fernández Bravo.


“La maestra mínima” de Pilar Gea,


Es un libro de una maestra de Educación infantil que trabaja en su línea.


Artículo: Antonio Javier Martín Gutiérrez



Fuentes:



https://bravo26martin.wixsite.com/clubdepoetasmuertos

LA PEDAGOGÍA DE LA PREGUNTA – Un espacio para opositor@s y maestr@s soñadores de una educación distinta


EDUKa-t Centro de Formación y Crecimiento Personal


https://www.facebook.com/profile.php?id=100014238788226


Facebook (Susana Martín de la Sierra)


@bravo26martin


@susanytamaestrainfantil



Para más información ver estos enlaces:



En Youtube:



- Canal "El Mundo Poético de Antonio J. Martín".




- Canal "Susana Martin de la Sierra".




En Blog:





En Facebook:


Facebook (Susana Martín de la Sierra)



En Instagram:


- Página personal:





En Twitter:


- Página personal:



299 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page